TELETRABAJO SE IMPULSA POR LA PANDEMIA

El mundo laboral se venia repensando muy lentamente desde el punto de vista del “teletrabajo” hasta la aparición del Covid-19. Las dificultades en el transporte, el crecimiento de las ciudades, la expansión de las empresas, la contaminación ambiental y muchos otros factores como buscar el amor, la felicidad y gusto por el trabajo y permitir que la productividad sea cada vez mayor han hecho posible que la forma de trabajo desde un lugar diferente al de la empresa u oficina, gracias a las tecnologías sea la nueva forma de vinculación laboral.

La Pandemia padecida por el mundo ha forzado a su implementación, aunque incipiente por las condiciones de seguridad y salud en el trabajo que se deben adoptar para que este llene los requisitos que implica un espacio laboral adecuado.  Lo que pareciera un experimento por el confinamiento ha tomado fuerza para que definitivamente las empresas lo pongan en marcha por razones de costos, calidad de vida para los trabajadores, compensación al medio ambiente y acercamiento familiar.

Será un proceso de adaptación lento al cual muchos trabajadores deberán entender como una cómoda responsabilidad por sus condiciones, pero asumirlo puede conllevar a cambiar de mentalidad, casos en los que será necesario para algunos tratamiento psicológico.

Es una nueva realidad con los beneficios descritos  atrás y una responsabilidad para las Aseguradoras en especial para las Administradoras de Riesgos Laborales, que en conjunto con los empleadores deberán ofrecer condiciones laborales en igualdad respecto a los otros empleados, de esta manera los gobiernos deben propiciar las normas para hacer una transición segura al “teletrabajo”. De esta manera también cabe un compromiso de quienes actúan como intermediarios de las aseguradoras en la atención de la seguridad y salud en el trabajo, para acompañar a las empresas en implementarlo de la mejor manera.

De no haber aparecido la Pandemia tal vez este tema no estaría hoy en la agenda del mercado laboral, solo la presión medioambiental o el crecimiento de las empresas hubiese inducido a éste, pero de una forma mucho mas lenta.