Camino despejado para afrontar cambio climatico con el nuevo gobierno de EE.UU

El nuevo gobierno de Estados Unidos en cabeza de Joe Biden y Kamala Harris, promete un cambio radical de las políticas de ese País sobre el cambio climático, por supuesto favorables para ayudar en esta la lucha que emprendemos casi todos los habitantes del planeta, la importancia radica por lo que representa EEUU para el mundo desde todo punto de vista, el liderazgo político, su economía, el tamaño de la población, entre muchos otros factores.

Joe Biden en su Plan llamado “Una Revolución de Energía Limpia y Justicia Ambiental” habla del desafío como El lo denomina para enfrentar la amenaza a la que el cambio climático nos tiene sometidos, pues es notable que ese País sufre las consecuencias con los frecuentes huracanes y tormentas, principalmente en la costa este, que cada vez son mas agresivos causando daños por donde pasan, así mismo los incendios forestales que devastan grandes extensiones de bosques en la zona de la costa oeste. Los Estados Unidos de Norte América saben que no es un juego todo lo que pasa por el calentamiento global, motivo por el cual su nuevo presidente sabe del compromiso frente al mundo.

Su compromiso va de la mano con los acuerdos de Kyoto, París y todo lo planteado recientemente en el COP25, además entiende que producir energías limpias es un gran negocio en el cual invertir deja grandes réditos a la economía de su país, como a la de cualquier otro país.

Debemos destacar algunos de los puntos del ambicioso Plan Biden, Asegurá que Estados Unidos logrará una economía de energía limpia al 100% y alcance cero emisiones a 2050, en este aspecto es de anotar la llave Obama-Biden, pues el Barack Obama desde su mandato 2009-2017 dio un paso adelante que enfrió el gobierno de Donald Trump.  Esta llave busca unir esfuerzos para que los gobiernos y demás líderes influyentes del mundo entiendan la responsabilidad frente al calentamiento global.  El Plan Biden inicia con que el legislativo se comprometa con sacar normas que obliguen no solo al gobierno si no a la industria privada a alcanzar metas en la renovación tecnológica para que la economía gire en torno a la producción limpia y hacer inversiones en el mismo sentido.

Construirá una nación mas fuerte y con más resiliencia, esto es, que toda la inversión en infraestructura, bien sea edificaciones, vías, puentes, redes eléctricas, plantas de aguas, etc., tengan la capacidad de resistir al cambio climático.  Los planes de resiliencia climática irán de la mano de las universidades y laboratorios para apoyar de esa manera a toda la población a lo largo del país, esto ayudará a que las personas tengan la capacidad de superar los golpes del cambio climático.

Unirá al resto del mundo para enfrentar la amenaza del cambio climático. Esto indica que el liderazgo que en efecto tiene Estados Unidos estará al servicio de convocar a los gobiernos para que se sumen con su apoyo económico a dar la pelea para enfrentar y mitigar el daño y afectación al clima.  También propenderá por evitar que con abuso de poder se afecte a las comunidades que protegen el medio ambiente, así mismo porque los gobiernos cumplan con transparencia y responsabilidad los pactos ambientales.

En su planteamiento Joe Biden, deja claro que primero hay que enfrentar al interior de su país toda la afectación al calentamiento global y desde allí con liderazgo apoyar al mundo entero  para lograr cero emisiones como bien exige la sociedad.

En buena hora el cambio de gobierno en Estados Unidos, independiente del color político, se compromete con el mayor flagelo que azota a la humanidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *