Los aspectos que debe evaluar al momento de elegir un seguro de vida

Fuente: Economía y Negocios – El Tiempo

Elegir un seguro de vida requiere no es una decisión que se deba tomar a la ligera, requiere de un análisis profundo en el que la situación familiar y la financiera de la persona es fundamental.

Con base en las necesidades que se estimen esos dos ítems, es posible delimitar la suma a asegurar en la cobertura.

Sin embargo, las dos condiciones no son inamovibles sino que, por el contrario, varían con el tiempo y alteran el monto final que requiere ser cubierto con una póliza.

Asimismo, al tratarse de un seguro de vida, la evaluación debe sopesar las condiciones y hábitos de salud de la persona cubierta, que son las que determinan el costo del producto de forma progresiva.


El costo sube en la medida en que se tiene más edad. Por ese motivo, como lo dicen expertos de Chubb, se recomienda que la contratación del seguro sea lo más temprano posible, dado que los factores de riesgo relacionados con cuestiones de salud también influyen de forma negativa en el valor de las coberturas.


Los expertos señalan que cuando se trata de seguros grupales -como los que generalmente adquieren las empresas como parte del paquete de beneficios para los empleados- las variables se fundamentan en las características particulares de la legislación laboral y difieren de cada país.


Por ejemplo, algunos determinan que el seguro de vida para los trabajadores es obligatorio, mientras que en otros es voluntario y el empleador tiene la posibilidad de decidir si lo entrega como un beneficio adicional a la remuneración.


Las variaciones también se observan en el capital asegurado: mientras que en algunos países se define como un múltiplo de sueldos, en otros se encuentra estructurado como un valor fijo para la empresa o por categoría, en función a la tarea del empleado.

En cuanto a los costos de la póliza, también existen diferencias porque a veces el empleador debe solventar por completo el programa de seguros, en otras realizar una inversión compartida con el trabajador y otras absorberlo completamente. Esto último lo concreta a través del descuento en el comprobante de nómina u otro medio de pago.

Además, las variables cambian si el seguro contempla coberturas adicionales por invalidez parcial o total, desempleo y otros beneficios que se activen por siniestros que interrumpan la actividad laboral.


En estas situaciones, es necesario que el empleado sepa cuál es la cobertura que corresponde de acuerdo a la legislación local, considere el contexto del programa de seguro provisto y evalúe si es suficiente para cubrir sus necesidades y las de su familia, puntualizan los expertos de Chubb.