Liberty Seguros, así es la empresa del teletrabajo permanente

La filial europea de la aseguradora estadounidense es pionera en ofrecer el teletrabajo continuo a sus empleados

Fuente: El País

El año 2020 no fue fácil para el gigante del seguro mundial Liberty Mutual Holding Company que opera en España y Europa a través de la firma Liberty Seguros. Por un lado, la pandemia del coronavirus hizo mella en su cuenta de resultados. En concreto, la covid-19 tuvo un impacto negativo de 571 millones. Por otro lado, el cambio climático incrementó en un 70% el número de catástrofes naturales a las que tuvo que hacer frente, derivando en un sobrecoste de 2.000 millones de euros.

Según datos de la tercera aseguradora de Estados Unidos, sus beneficios a cierre del pasado año caían un 27%, hasta los 768 millones de dólares (645 millones de euros). Los efectos de la pandemia también se han sentido en la filial Liberty Seguros que comprende España, Portugal y las dos Irlandas, a cuyo frente la multinacional estadounidense situaba de consejero delegado al español Juan Miguel Estallo el pasado mes de noviembre.

A falta de detallar los datos de la compañía en España y Europa del pasado año, Estallo explica el castigo a las pólizas en el sector del automóvil, consecuencia de la paralización de la actividad y también de las dificultades económicas de los clientes, después de un buen 2019. “En este sentido, hemos sido también muy flexibles, dando facilidades de pago”. La cruz de la crisis se produce en las pequeñas y medianas empresas “que, si no tienen actividad, lo primero que hacen es darse de baja en sus pólizas de seguro”. Donde se ha producido un efecto contrario es en el segmento de hogares, explica el directivo, con mayores coberturas como consecuencia del teletrabajo. “El confinamiento no ha sido ningún impedimento para cambiar de forma ágil las coberturas”, explica Estallo.

El último ranking correspondiente a septiembre del pasado año de la Asociación Investigación Cooperativa entre Entidades Aseguradoras (ICEA), el grupo Liberty ocupa en España el decimoctavo puesto —un total de 96 aseguradoras— por primas emitidas con un valor de 585,6 millones de euros y un crecimiento del 1,07%. Su cuota de mercado en España alcanza el 1,36% en un sector en el que dominan Vidacaixa, Mapfre y Mutua Madrileña.

Pero la covid-19 también se ha convertido en una fuerza transformadora para Liberty Seguros. La aseguradora se ha convertido en la primera compañía en instaurar el teletrabajo permanente si así lo desean sus empleados. Esta decisión pionera y que se anunció la semana pasada llega después de que el 93% de sus 2.000 trabajadores tanto de España como de Portugal, Irlanda e Irlanda del Norte votasen en una encuesta interna su deseo de no volver a la oficina.

Una decisión que podría ser copiada por otras filiales del grupo asegurador, aunque desde la compañía explican que no hay una política del grupo respecto al teletrabajo. “Europa es un mercado idóneo tanto por su madurez como por estar mejor preparado por la buena cobertura de internet. Somos pioneros dentro de la organización”, explica Estallo. Liberty ha invertido en Europa 100 millones de euros en un modelo de teletrabajo en la nube gracias a los servicios de cloud computing de Amazon.

La flexibilidad a la hora de trabajar ha supuesto un claro incentivo para explicar el resultado de la consulta interna que ha llevado a ofrecer el teletrabajo permanente. El propio consejero delegado afirma: “Hacía años que no llevaba a mis hijos al colegio y ahora ya puedo”. Así, el empleado puede organizarse el tiempo de acuerdo con sus necesidades siempre que cumpla con sus horas de trabajo. Un control que se hace de forma sencilla tras presentarse o despedirse del ordenador.

Toda una revolución para un sector como el asegurador que se caracteriza por ser muy conservador. Liberty desembarcó en España en 2001 adquiriendo otras sociedades y cuenta con un largo historial de compras. La última, en octubre de 2019, cuando se hicieron con los negocios de Nationale Borg, Nationale Borg Reinsurance y AmTrust Insurance Spain.

Complemento salarial

Liberty Seguros se planteó compensar a sus trabajadores por los costes sobrevenidos de trabajar desde casa, un tema que levantó mucha polémica en España. Juan Miguel Estallo explica que durante 2020 facilitaron una asignación de 460 euros para que los empleados adecuasen su domicilio al trabajo (mesas, sillas ergonómicas, estanterías…). Además, dieron otros 200 euros para gastos adicionales como internet. “Cuando el teletrabajo ya sea una posibilidad permanente, nuestros empleados recibirán un complemento de 660 euros al año para mitigar algún coste adicional por trabajar desde sus hogares”, explica.

Otras incógnitas de esta medida son qué hacer con ese 7% de empleados que quieren volver a las oficinas y qué uso se puede dar a miles de metros cuadrados vacíos en los centros de trabajo. Su consejero delegado insiste en que la medida es voluntaria y que los trabajadores que quieran podrán volver a sus instalaciones. Eso sí, para el resto de empleados transformarán las oficinas en puntos de encuentro donde se mantenga el contacto personal en aquellas tareas que lo requieran y donde también se pueda comer juntos, tomar un café: “Algo especialmente indicado para nuevos trabajadores con el objetivo de establecer y también mantener una relación de confianza”.

Así, el máximo responsable de la aseguradora Liberty para Europa descarta deshacerse de los edificios o cerrarlos. Sin embargo, echa cuentas sobre el coste de los complementos salariales para los teletrabajadores y el ahorro de suministros de unas oficinas sin empleados. Y apunta que el coste se ha elevado a un millón de euros, que coincide con el ahorro producido en sus instalaciones.

Liberty no tiene pensado reducir plantilla y esta revolución laboral no persigue ese objetivo, según explica su directivo. La compañía quiere invertir “en la parte técnica, ser más flexibles y ágiles, y eso nos llevará a fichar porque el objetivo es ganar cuota de mercado”. Un crecimiento que vendrá de la parte orgánica, aunque la compañía no descarta nuevas adquisiciones.